25. oct., 2022

JOE COLOMBO

Joe Colombo, el diseñador del futuro

Joe Colombo fue un diseñador audaz y moderno. Un adelantado a su época, que combinaba una base científica con un poemario formal que aplicaba a sillas, muebles multifuncionales y lámparas. Y aunque su participación en la historia del diseño fue breve, murió en 1971 a la edad de 41 años, eso no le impidió dejarnos un brillante legado repleto de innovaciones tecnológicas. Desde Universale, la primera silla totalmente fabricada mediante la técnica de moldeo por inyección producida por Kartell, hasta el polivalente carrito Boby, creado para los espacios del futuro.

Nacido en Milán en 1930, Cesare Colombo, apodado Joe, estudió pintura y escultura en la Academia de Bella Artes de Brera en Milán donde se unió a un grupo avant garde, el Movimento Nucleare, que experimentaba con la pintura abstracta. Movido por la enérgica inquietud que le caracterizaba, en 1953 se sumergió en el mundo del diseño y cuando heredó junto a su hermano Gianni la fábrica paterna de componentes electrónicos se lanzó al diseño industrial, experimentando allí con los últimos procesos de producción y plásticos recientemente desarrollados como la fibra de vidrio, el ABS, el PVC y el polietileno.

 

En 1962, Colombo abrió su propio estudio de diseño en viale Piave en Milán donde trabajó en proyectos arquitectónicas y en la concepción de “las casas del mañana”. Su visión futurista del diseño le llevo a prever los cambios en nuestra forma de habitar. “Las posibilidades que conlleva el extraordinario desarrollo audiovisual son enormes. Las repercusiones en nuestra manera de vivir podrían ser considerables. La gente podrá estudiar en casa lo mismo que trabajar desde allí. Las distancias dejarán de tener tanta importancia”, llegó a afirmar.

 

Desde su estudio desarrolló piezas tan icónicas como el el sillón Roll con rodillos de cromo cubiertos de cuero, la butaca-icono Elda, el primer mueble de grandes dimensiones que usaba fibra de vidrio o la potente Tube como un kit de tubos acolchados combinables. Pero también produjo novedosas soluciones como su Visiona, un hogar dividido en áreas que son células individuales, las Unidades de Mobiliario Total, unas estructuras de plástico que transformaban los espacios domésticos: el salón se podía convertir en el dormitorio con sólo cerrar unas puertas y abrir otras, o la Minikitchen, un carrito que incluía fogones, nevera y cajones.

 

Todavía hoy, casi 50 años después de su muerte, muchos de sus productos, son parte de nuestro día a día y nos hablan de un futuro mejor.

Sillón Joe Colombo o 4801 — Kartell

El sillón Joe Colombo de Kartell es una reedición de un clásico del diseño moderno, originalmente diseñado en 1965. Considerado como un auténtico símbolo del diseño de los sesenta, el sillón se exhibe en algunos de los museos más importantes del mundo como el MOMA de Nueva York, el Victoria & Albert en Londres y el Centre Pompidou en París.

 

El sillón Joe Colombo también es famoso por ser originalmente, la única pieza producida por Kartell completamente de madera. El uso de este material inusual para una marca que nació con la misión de crear piezas de plástico, se debió a la falta de tecnologías industriales que en aquellos tiempos no podían producir artículos de plástico tan complicados. Con la tecnología industrial actual, Kartell ahora es capaz de fabricar el mismo producto utilizando plástico (tecnopolímero termoplástico transparente) para reproducir las líneas curvas sinuosas de la pieza conservando las mismas proporciones que el diseño original.

 

Mesa Poker — Zanotta

La mesa Poker, es una reinterpretación contemporánea de la mesa de juego en la que las superficies están completamente hechas de plástico laminado. Un material empleado con fines estructurales quizás por primera vez. La mesa incluye unas bandejas giratorias a cada uno de los lados, las cuales incorporan un cenicero extraíble, que nos devuelve a uno de los vicios más amados de Joe Colombo: el tabaco.

 

Silla 300 — Karakter

La silla 300 quizás sea uno de los pocos diseños que Colombo concibió en madera. Aun así esta silla es un ejemplo de su sensibilidad y de su apreciación por el diseño funcional. El asiento y el respaldo tapizados suavemente curvados dentro de un marco de madera claro y modesto con listones horizontales dobles dan a la silla 300 su aspecto atractivo, cómodo y característico.

 

Lámpara Coupé — Oluce

La serie Coupé, fue inicialmente concebida como una variación de la familia de lámparas Spider. El mecanismo simple e ingenioso que conecta el vástago al cabezal permite dirigir el haz en varias direcciones, moviendo la cúpula hacia arriba, hacia abajo y hacia los lados. En 1968, la lámpara Coupé ganó el “International Design Award” del Instituto Americano de Diseñadores de Interiores de Chicago y forma parte de la colección permanente tanto del MoMA de Nueva York como del Museo ”Neue Sammlung” de Munich.

 

Álbum de fotos:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.6447900565225059&type=3

 

Fuente: https://www.domesticoshop.com/magazine/joe-colombo-el-disenador-del-futuro/

 

 

 

 

Comentarios recientes

22.11 | 13:25

Interesante artículo muy completo...saludos arq. Carlos Bento Co.

04.11 | 19:01

Hermosa historia😍 Gracias por compartir 👍

01.09 | 21:40

Hermosa historia. Gracias.

18.08 | 17:03

ME HA ENCANTADO EL ARTICULO, CON UN PALNTEAMIENTO ORIGINAL

Compartir esta página